Antes de comenzar...

  • Usa refuerzos positivos 
  • Empieza poco a poco
  • Asegúrate de que ambos os lo pasáis bien
  • Varía tus recompensas (tipo de recompensa, cómo la das, tamaño, etc.)
  • Vigila el lenguaje corporal
  • Mantén los tiempos de práctica cortos y cariñosos
  • Dale mucha agua fresca
  • Avanza al siguiente paso solo si el perro domina completamente el paso anterior

Truco 1: saludar con la pierna delantera

dog waving with front leg

Este truco llamará mucho la atención. ¡Es relativamente fácil de aprender y es encantador! 👇

Paso 1: Pon un premio en tu puño cerrado. Deja que tu perro lo huela. La intención es que pongan su pata contra o sobre tu puño. Di "Buen chico/chica" y dale la recompensa. Si el perro no hace nada con su pata, pon tu puño en el suelo. Tu perro tratará de conseguir el premio usando su pata. Repite esto hasta que ambos dominéis este paso.

Paso 2: Ahora alternad la misma acción, una vez teniendo un premio y otra no. Si tu perro pone su pata en tu puño en ambas situaciones, puedes pasar al paso 3.

Paso 3: Párate tranquilamente delante de tu perro. Di "saluda" con voz amable, espera dos segundos y luego enséñale tu puño. ¿Tu perro agita la pata? Entonces, dale el premio. Después de varias repeticiones, verás que tu perro agita la pata cada vez que le digas "saluda" y antes de mostrar el puño. ¡Misión cumplida!

Truco 2: Camina entre tus piernas

dog between legs of human

¿Haces el baile del perro? Entonces sabes que este truco se llama "tejer". Tal vez has intentado algunas variaciones diferentes - como tejer de espaldas, tejer de lado o... ¡¿el tejido del breakdance?! Antes de enseñarle a tu perro estos trucos súper geniales, empieza enseñándole a caminar entre tus piernas. Compruébalo...

Paso 1: Tienes que enseñar a tu perro a caminar entre tus piernas, mientras tienes la espalda girada. ¿Pero cómo? Tírale un premio lejos a tu perro. Cuando lo recoja, date la vuelta para darle la espalda. Ahora, coge otro premio y sujétalo entre tus piernas. En cuanto la cabeza de tu perro aparezca en el lugar correcto, ofrécele la recompensa.
 
Paso 2: Repite el paso 1 pero, ahora, girando 45 grados para que el perro esté de pie a tu lado izquierdo o derecho.

Paso 3: Repite el paso 2 pero ahora usando un movimiento de mano en lugar de un premio. Tan pronto como el perro siga la mano y pase entre tus piernas, di 'buen chico/a' e inmediatamente dale un premio con la otra mano.
 
Paso 4: El último paso es quedarse quieto frente al perro y, de nuevo, tirarle un premio. Cuando vuelva hacia ti, dale el premio y atráelo hacia tu lado izquierdo o derecho. En cuanto vaya al lado indicado, mueve el premio al centro, entre tus piernas. Di "buen chico/a" y ofrece el premio cuando tu perro siga tu mano y aparezca entre tus piernas.
 
Si tu perro se queda quieto, dale otro premio. Luego di "buen chico/a" otra vez y tira el premio para que camine (¡o corra!) entre tus piernas. Como siempre, ¡la clave está en la repetición!

Truco 3: Saludar con reverencia

dog taking a bow
Los cachorros a menudo lo hacen solos mientras juegan o se estiran. Cuando juegan, lo llamamos "invitación al juego" (para los amantes del yoga: pensad en la postura del perro boca abajo) - pero básicamente son las piernas delanteras dobladas y las traseras estiradas. Haz clic aquí para ver una explicación detallada paso a paso.

Truco 4: Pedir que vaya hacia un miembro concreto de la familia

Edgard and owner in living room

Uno para los más valientes... Una prueba para ver si a tu amigo de cuatro patas se le da tan bien (o tan mal) recordar nombres como a ti (guiño).
¿El objetivo? Pedirle a tu perro que vaya a ver a un miembro de la familia que esté en otro lugar de la casa o del jardín. Obviamente, para este ejercicio, necesitas al menos dos personas. También es importante: tu perro debe ser capaz de responder a su propio nombre para este ejercicio.

Persona A = tú 
Persona B = Mathilde

Paso 1: Mathilde y tú tenéis que estar separados unos 3 metros el uno del otro. Empieza teniendo al perro contigo. Ahora di "busca a Mathilde", con un tono amable. Dos segundos más tarde, Mathilde debería llamar al perro para que vaya hacia ella. Tan pronto como el perro salga hacia ella, Mathilde ha de decir "buen chico/a" y darle un premio. Una vez que esto funcione sin problemas, pasa al paso 2.
 
Paso 2: Comienza como en el paso 1. Cuando dices "busca a Mathilde", miras en su dirección. Tan pronto como el perro mira en esa dirección, Mathilde llama al perro. Cuando el perro te deja, Mathilde dice "buen chico/a"" y le da un premio, ¡por supuesto!
 
Paso 3: Ahora intenta decir "busca a Mathilde" sin dejar que Mathilde llame a tu perro. Pero no te olvides de darle el premio 😉

Paso 4: Repite el paso 3 pero aumentando la distancia. Pero asegúrate de que Mathilde siga siendo visible. Consejo: cuando tu perro tenga dudas, puedes reforzar el comportamiento caminando junto a él.
 
Paso 5: Ahora, Mathilde ya no es visible, pero todavía está a una distancia corta de tu perro. Por ejemplo, antes, estaban todos juntos en el pasillo, pero ahora tu y tu perro estáis en la sala de estar. Ahora el reto para tu amigo de cuatro patas es ¡llegar a Mathilde por sí solo!
 
Paso 6: Por último, es hora de aumentar la distancia. Cuando tu perro camine suavemente hacia Mathilde, puedes hacer el ejercicio aún más interesante, como por ejemplo, añadiendo obstáculos o pidiendo otras cosas como "siéntate" o "acuéstate".