Por qué el tiempo de juego importa DE VERDAD

Jugar no solo ayuda a los gatos a mantenerse en forma, sino también a desarrollar otras capacidades. Por ejemplo, los gatitos aprenden importantes habilidades para cazar y resolver problemas a través del juego, mientras que los gatos adultos ponen a prueba su capacidad predatoria. El juego también enseña a los gatos a inhibir sus ganas de morder y les ayuda a mejorar su coordinación. 

Ante todos estos beneficios, ¿cómo puedes conseguir que tu gato se mueva? Con estos consejos podrás hacer que la rutina de ejercicios de tu gato sea muy divertida y, al mismo tiempo, reforzar vuestro vínculo.

  • ¡Descubre la gat-ata!

A los gatos les encanta coger cosas que estén por encima de ellos. (¡Te habrás dado cuenta!). Una característica que resulta doblemente cierta si hay premios involucrados. Así que, ¿por qué no hacerles una piñata... o, más bien, una gat-ata? Te explicamos cómo. Utiliza un recipiente de plástico, como un vaso de yogur vacío. Realiza un pequeño orificio en la parte inferior y añade un puñado de sabrosas croquetas en su interior. Cuélgalo con una cuerda para que tu gato pueda llegar a él. Seguro que no parará hasta haber tirado todas las golosinas. Delicioso y... ¡con nuevos músculos a la vista!

¿Necesitas inspiración? Estas son algunas fantásticas gat-atas caseras:

Pinata Instagram examples

  • Empieza con dos gatos

Mientras que el perro muestra un gran interés por jugar con su dueño, el gato suele ser más reacio a participar en juegos. Si no consigues animarle a jugar, ¿cómo puedes conseguir que tu gato haga el ejercicio que necesita? ¡Hazlo por duplicado! A los gatos que se llevan bien no hay nada que les guste más que perseguirse y jugar entre ellos, con lo que consiguen quemar muchas calorías. ¡Misión cumplida!

Two cats playing

  • Sube de nivel

Supercat on a cat towerCon una torre para gatos, tu gato tendrá mucho espacio para jugar, colgarse, saltar y escalar. Y cuantos más pisos y estantes, más retos y diversión. Esconde algunas croquetas y deja que ponga a prueba sus habilidades detectivescas. Además, notarás que a tu gato le encanta sentarse en la cima de la torre, jugando a ser el rey de la selva y vigilando atentamente los alrededores. ¡A win mabe, a win mabe!

Cat sitting on the top of a cat tower like a king in the jungle

  • ¿Cuál es la agilidad de tu gato?

Una carrera de obstáculos puede proporcionar mucho ejercicio y diversión. Lo mejor es empezar por algo sencillo e ir incorporando tareas más desafiantes. Una idea para empezar sería: corta la parte inferior de una bolsa y gírala sobre su lateral. Coloca un premio en uno de los extremos y anima a tu gato a que la atraviese. 

Cat in bag looking for a treat¿Quieres hacerlo un poco más difícil? Utiliza un aro en vez de una bolsa. Coloca un premio o un juguete en el lado más alejado y entrena a tu gato para que lo atraviese. Con el tiempo, podrás mover el aro y el premio cada vez más alto. ¡Una prueba ideal para descubrir si tu gato es un temerario!

  • El poder de los láseres

Un gato persiguiendo un láser es todo un clásico en Internet. Y no es para menos. Si no te importa vacilar a tu gato, un puntero láser os ofrecerá horas y horas de entretenimiento, tanto a ti como a tu amigo felino. Consulta esta compilación si necesitas un poco más de persuasión...


Importante: los gatos deben quedarse satisfechos con su caza. Esto significa que es importante que agarren y sientan la presa bajo sus patas. Para ello, en vez de dejar que el punto rojo desaparezca, sigue el juego con un juguete tangible. Por ejemplo, puedes animar a tu gato a «atrapar» el escurridizo haz deteniendo la luz sobre un juguete de peluche y dejándole que sienta que lo ha «atrapado» firmemente bajo sus patas. Y, por supuesto, ¡no dejes que la luz le dé directamente en los ojos!

Es una buena idea jugar con tu gato unos diez o quince minutos. Si no le gusta, te lo hará saber. Puede que tenga más ganas de disfrutar de un poco de cariño y de saborear algo delicioso. Recuerda que estos juegos no solo están destinados a mantener a tu gato en forma, sino que también refuerzan vuestro vínculo.

Cat and owner playing