1. Un acogedor paseo otoñal por el bosque

No hay nada mejor que un acogedor paseo otoñal por el bosque, donde tu perro puede jugar entre un montón de hojas marchitas. No sólo es la estación en la que se puede admirar nuestra hermosa naturaleza con el cambio de color de las hojas, sino también la estación en la que se producen nuevos olores que entusiasmarán a tu can. Además, pasear por el bosque o por el parque les premite correr y jugar, ¡y conocer a otros perros!


2. Truco o trato

Para algunos, el otoño es el momento de celebrar Halloween. Es una gran ocasión para disfrazar a tu cachorro -siempre que se sienta cómodo- y salir de puerta en puerta con los niños para pedir caramelos. ¿No celebras Halloween? Tu perro no tiene por qué perdérselo. Hazte con unas cuantas golosinas y premia a tu perro cada vez que aprenda nuevos trucos.

Premia a tu perro con deliciosos bocados
Descubre nuestra gama de bocados →


3. Recogida de calabazas

Esta época del año es perfecta para tomar prestada una tradición de Estados Unidos e ir a un huerto de calabazas. No hay nada más otoñal que una excursión a un huerto de calabazas. Hay huertos de calabazas en granjas de verdad, así que antes de que tú y tu perro os preparéis para olfatear la mejor calabaza, asegúrate de comprobar si los huertos de calabazas de tu localidad admiten perros. Un pequeño consejo de nuestra parte: Lleva tu cámara o teléfono, y podrás sacar un montón de fotos adorables y otoñales de tu perro.


4. ¡Lleva a tu perro a un safari de olores!

Como ya hemos dicho, ¡es la estación de los nuevos olores! Planifica tu propio safari de olores canino en tu propio jardín, barrio, bosque o parque. En lugar de dar un paseo con un destino en mente, dale a tu perro la oportunidad de explorar todos los olores. Deja que se detenga a investigar las hojas que caen, los arbustos o el olor de un conejo que se ha cruzado en el camino. Tu perro te adorará por haber planeado un safari de olores.


5. Ir a recoger manzanas + invitar a un amigo peludo

Es temporada de manzanas, así que es el momento perfecto para ir a recogerlas con tu perro. Es una forma estupenda de salir al exterior y disfrutar del aire fresco del otoño. Afortunadamente, la mayoría de los huertos de manzanas admiten perros, pero lo mismo ocurre con los huertos de calabazas. ¿Por qué no llevar a otro amigo peludo? Una actividad perfecta para el mejor amigo peludo, con mucho tiempo de juego y diversión juntos.

Nuestras golosinas son perfectas para salir de excursión!
Descubre nuestra gama completa →