1. Estás salvando una vida

¡Si adoptas una mascota de un refugio, no estás salvando solo una vida. ¡Estás salvando dos! Probablemente estás pensando: ¿cuál es la segunda? La de la otra mascota que tomará el lugar de tu nuevo amigo de cuatro patas y tendrá una segunda oportunidad de una vida feliz y de amar a una familia de nuevo. Los refugios para animales suelen estar abarrotados y no tienen suficiente espacio para alojar a un animal y darle la comodidad que necesita. Por lo tanto, adoptar una mascota significa que estás haciendo un cambio al apoyar a una valiosa organización benéfica y luchar contra la superpoblación. Salvar la vida de un animal a menudo resulta ser salvar tu propia vida también. ¿Quién rescató a quién?

2. Amor incondicional

El beneficio número uno y obvio de convertirse en padre de una mascota es el amor incondicional y la compañía de por vida. La afortunada mascota a la que has decidido dar un hogar para siempre, no dudará en mostrate su gratitud en todo momento con todo su afecto. ¡Prepárate para un sinfín de abrazos y besos! Nunca olvidarán el sentimiento de ese momento en el que tus ojos se encontraron con los suyos y decidiste darles la oportunidad de amar a una familia de nuevo. La vida nunca será aburrida con tu amigo peludo a tu lado. ¡La mejor compañía todos los días!

¿Has leído nuestros artículos sobre "Mi mascota y yo"? Tu propio pack de iniciación para mantener a tu nuevo amigo peludo feliz y saludable 🐶🐱⁠
Échale un vistazo →

3. Mejorar su salud mental

La mayoría de los padres de mascotas tienen claras las alegrías que conlleva compartir sus vidas con un amigo peludo, pero las mascotas también aportan beneficios poderosos para la salud. Un perro o un gato feliz puede mejorar tu estado de ánimo y ayudar a tu salud mental en general, incluyendo la depresión, la soledad, el estrés y la ansiedad. Con solo acariciarlas o cogerlas en brazos, puedes reducir la presión arterial y los niveles de estrés. No sólo pueden ayudarte mentalmente, sino también a tu salud física porque te dan la oportunidad de mantenerte activo todos los días. Muchos paseos, tiempo de juego y la oportunidad de conocer a otros padres de mascotas! Mascota feliz, vida feliz 🥰

4. Muy positivo para tus hijos

¡Tener una mascota es un regalo para todos, especialmente para los niños! Crecer con una mascota les ayuda a desarrollarse mental y físicamente. Puede enseñarles valiosas lecciones de vida como la responsabilidad, la confianza, la compasión, el respeto y la paciencia. Las tareas sencillas que implican el cuidado de la mascota, como pasear al perro o alimentar al gato, les ayudarán a desarrollar la empatía por los demás. El impacto positivo va en ambos sentidos - tanto los niños como las mascotas disfrutan de actividades de alta energía así como de la hora de la siesta. Y lo más importante, ¡es divertido! Mucho tiempo de juego que fomentará un estilo de vida saludable para tus hijos.

5. Animas a otros a adoptar

Si tienes un mejor amigo peludo al que quieres y consideras propio, ya conoces las razones que te hemos mencionado anteriormente. Pero hay otra razón muy importante para adoptar una mascota: ¡estás animando a otros a adoptar también! Cuando tus amigos te pregunten dónde conseguiste a tu nuevo mejor amigo, puedes contarles todo el proceso y verán lo feliz que eres con tu nuevo miembro de la familia. Con suerte, decidirán hacer lo mismo cuando sea el momento adecuado para ampliar su familia.

¡Recompensa a tu mascota con nuestra comida rica y saludable!
Más información →