1. Ten mucho cuidado con plantas y flores

Algunas plantas y flores son venenosas para los gatos. La ingesta de una planta tóxica podría provocarle a tu gato síntomas como letargia, irritación en la piel, diarrea o pérdida de apetito. Entre las muchas plantas y flores que pueden causarle problemas están las azuzenas, azaleas y el laurel de flor. Afortunadamente, las plantas y las flores tienen un sabor bastante amargo y eso hace menos probable que nuestros caprichosos felinos les den un bocado. Sin embargo, hay que vigilar a los gatitos y a los gatos adultos que sean muy curiosos por naturaleza. ¿No sabes si una planta concreta podría ser un problema? Lo mejor es que lo consultes con tu veterinario.

Cat sniffing flowers.

2. Retira los objetos peligrosos

Seguro que prefieres que tu gato no rompa jarrones valiosos "accidentalmente" mientras juega en tu casa. Para ser justos, los gatos no entienden el concepto del dinero y poner a buen recaudo los objetos frágiles es mucho más fácil que intentar explicarles lo que cuestan las cosas. También debes prestar atención a cualquier objeto que tu gato pueda meterse en la boca, ya sean gomas para el pelo, clips, gomas elásticas, etc. También te aconsejamos que guardes en lugar seguro y fuera del alcance de tu felino objetos peligrosos como medicación, pesticidas o productos de limpieza.

3. Deja que la casa sea un poquito suya

Cat scratching a scratching post.
A los gatos les encanta arañar las cosas. Lo hacen como una forma de marcar su territorio y también de mantener afiladas sus garras. Si no quieres que tu gato la tome con tus muebles preferidos, lo mejor es que le ofrezcas su propio mobiliario, como rascadores en forma de postes, tablas o torres. De esta manera, tu gato podrá estirarse al mismo tiempo que araña. ¡Un paraíso gatuno!

4. Ofrécele a tu gato varios lugares donde comer

Los gatos prefieren elegir ellos mismos dónde y cuándo comen. Por eso es mejor ofrecerles suficientes opciones. Te sugerimos que sigas la regla "n+1". Si tienes dos gatos, lo mejor es que tengas un comedero en tres lugares distintos. Esto también ayuda a que los gatos más quisquillosos coman más.​​​​ Al tener varias opciones, los gatos pueden decidir por sí mismos en qué lugar se sienten más seguros para comer o beber.

Cat eating Edgard&Cooper kibbles.

5. Ofrécele a tu gato varias cajas de arena

La misma regla de "n+1" que se recomienda para los lugares de comer o beber, también es aplicable a las cajas de arena. Muchos gatos prefieren una caja de arena diferente cuando para... sus aguas mayores. Lo mejor es que las diferentes cajas de arenas estén a una distancia razonable. También es aconsejable no situarlas cerca de los comederos o bebederos. Al fin y al cabo, nosotros tampoco tenemos en inodoro en la cocina...

De esta manera, tu gato ADORARÁ nuestra comida.
Descúbrelo →

6. Ventanas seguras

Sol, sol y más sol todavía. A los gatos les encanta y adoran sentarse en alféizares para disfrutarlo plenamente. Si vives a mucha en un piso muy algo, puede ser buena idea instalar redes de seguridad como medida de precaución. ¡Los gatos no tienen 9 vidas de verdad! Comprueba que las redes están bien fijadas y que no tienen desgarros. Si quieres sentirte completamente tranquilo, puedes comprar redes de protección diseñadas específicamente para gatos.

7. Evita trampas accidentales

Además de las ventanas tienes que tener en cuenta otras partes de la casa. A los gatos les gusta sentarse en lugares calentitos y por eso es mejor mantener cerrada la lavadora, la secadora y el lavavajillas. ¡Ciérralo todo, por precaución! Y no te olvides de bajar la tapa del inodoro, porque a algunos gatos les gusta usarlo como bebedero.

Cat with Edgard & Cooper food.

¿Has seguido estos consejos? Entonces, ya tienes una casa a prueba de gatos y solo falta un pequeño detalle para que sea realmente perfecta: un alimento delicioso. Mima a tu gato con nuestras croquetas, que están repletas de carne y pescado frescos. Nuestro alimento húmedo también hará las delicias de tu felino. Comida que les hará sentirse bien.