Más allá del mero placer de zampar una comida sabrosa, las horas de las comidas son un momento fundamental en el día del perro y crean un patrón eficaz en torno al que encajan otras actividades. Al margen de lo que esté pasando en cada momento, los perros suelen estar bastante contentos si su rutina de alimentación se mantiene fija.

Un programa rutinario de alimentación puede ayudarles a llevar un estilo de vida saludable y aumentar la probabilidad de que adquieran otros hábitos saludables, como defecar de forma regular, lo que hace que te resulte más fácil elegir el momento de los paseos diarios. Llevar una alimentación rutinaria también ayuda a detectar con mayor facilidad una posible pérdida de apetito, que suele ser el primer síntoma de que tu perro no se encuentra muy bien.

Así que ya está claro que mantener una rutina de horas de comida fija es importante pero, ¿cómo debería ser dicha rutina? La verdad es que no hay una sola respuesta para esta pregunta: todos los perros son distintos y viven en familias que tienen estilos de vida diferentes. No obstante, es posible ofrecer algunas recomendaciones generales en función de la edad y la raza de tu perro.

¿Qué tipo de programa de alimentación es adecuado para un perro corriente, adulto y sano?

En términos generales, la mayoría de los perros adultos deberían hacer dos comidas al día, una por la mañana y otra a la hora de cenar. Esta rutina contribuirá a que tengan un metabolismo estable y una digestión sana. Asegúrate de que tu perro siempre disponga de agua fresca cuando coma. 
 
 Realizar una actividad regular también es importante y lo ideal es que se haga antes de cada comida. El primer paseo del día puede ser a las 06.00 h de la mañana, seguido de una comida a las 07.00 h de la mañana y después, si es posible, debería darse otro paseo antes de la cena.

 Beanie at the front door

¿Hay que tener en cuenta el tamaño del perro?

Sí, los perros mini y los perros de razas pequeñas suelen tener un metabolismo más rápido y queman energía con más rapidez que los perros más grandes. Esto hace que sean más sensibles a los niveles de azúcar en sangre, lo que significa que es mejor darles de comer tres veces al día.

Si tienes un perro de raza gigante, te habrás dado cuenta de que son más propensos a tener hinchazón de estómago y problemas gástricos, por lo que es preferible darles varias comidas pequeñas a lo largo del día, en lugar de una o dos comidas grandes. Por el mismo motivo, es mejor no alimentar a los perros de razas gigantes inmediatamente antes de su paseo diario. Además, intenta esperar al menos una hora después de su paseo antes de servirle la comida. Procurar que tu perro coma en un ambiente tranquilo también puede ayudar a que no coma demasiado deprisa y trague demasiado aire.

¿Debería ser el programa distinto en el caso de los cachorros?

Los cachorros están creciendo, por lo que tienen más hambre y esto significa que deberías darles de comer, como mínimo, tres o cuatro veces al día. Al igual que sucede con todos los programas de alimentación para perros, es importante definir una rutina así que, aunque tu programa sea distinto del que le proponemos aquí, intenta mantener lo mismo cada día.

Es importante no retrasar la última comida del día a una hora demasiado tarde. Tu cachorro debe disponer de mucho tiempo para digerir la comida y defecar antes de ir a dormir.

Asegúrate de que le estás dando a tu cachorro un alimento adecuado desde el punto de vista nutricional. Usa recetas que han sido especialmente formuladas para cachorros en crecimiento, como nuestro Pato y pollo , repleto de proteína de alta calidad que le ayuda a desarrollar sus músculos y reforzar su sistema inmunitario.

 puppy Issa with puppy kibbles & wet food

Mantén esta rutina de tres comidas al día hasta que tu cachorro haya crecido del todo, momento en el que deberás cambiar a dos comidas al día. En el caso de los perros mini y los perros de razas pequeñas, esto sucede cuando tienen entre seis y ocho meses. Mientras que los perros medianos, grandes y de razas gigantes lo hacen cuando tienen entre nueve y diez meses, entre once y doce meses, y entre doce y trece meses respectivamente.

¿Y los perros mayores?

 jack russel eating from senior kibbles

Conforme tu perro se vaya haciendo mayor (normalmente, cuando tiene más de 8 años) sus necesidades alimentarias cambiarán un poco. Por lo que, aunque deberías mantener el programa de dos comidas al día que solía tener, es posible que tengas que plantearte ajustar su alimentación para que se adecue a un ritmo de vida ligeramente menos energético. A los perros mayores también les va bien una dieta que ofrezca un poco más de fortalecimiento de la estructura ósea y las articulaciones, como nuestro Pollo de granja y salmón noruego para perros más mayores, que tiene un alto contenido en omega 3, un suplemento muy útil para los perros más mayores con cerebros en fase de envejecimiento.