Por qué es importante pensar en el gatito adecuado

Piensa en todos los gatos con los que te has cruzado en tu vida y en lo diferentes que eran sus personalidades. Algunos son cariñosos y dulces, otros muestran miedo y otros son incluso agresivos. La personalidad de un gato toma forma en función de lo que haya vivido en su etapa de gatito. ¿Cómo eran sus padres? ¿Cuánta atención recibieron de su madre? ¿Dónde nacieron y con qué rapidez entraron en contacto con la gente? Todas estas cosas tienen un profundo efecto en su personalidad.
 
Como futuro propietario de un gato, es importante que entiendas cómo se forma esa personalidad, porque quieres que se ajuste a tus expectativas, necesidades y estilo de vida. Puede que pienses que estás haciendo lo correcto al elegir un gatito asustado y darle mucho amor. Sin embargo, lo único que estás haciendo es crear una relación larga y decepcionante, ya que el gatito acaba en un hogar con muchos retos miedosos. 
¿Buscas un gato de exterior en el que puedas apreciar sus necesidades, darle libertad para cazar y alimentarlo a una distancia con la que se sienta cómodo? Hay gatos menos orientados a los humanos que serán muy felices viviendo este tipo de vida.
 
Como estás viendo, elegir un gatito es algo que se hace con el corazón y la mente. Por eso, te aconsejamos que primero mantengas una conversación por teléfono con el criador. Así, te asegurarás de conocer los antecedentes del gatito y del criador mismo. Y si no quedas satisfecho con las respuestas, puedes buscar otro criador (y ahorrarte el tiempo de viaje).

owner hugging black and white cat in the garden

Preguntas para el criador

  • ¿Cuándo nació el gatito?

Los gatitos deben permanecer con su madre hasta las 12 semanas de edad.

  • ¿Qué experiencias ha tenido el gatito en sus primeras 12 semanas?

Las primeras 12 semanas son esenciales para que el gatito construya su carácter. Lo ideal es que el gatito se familiarice con todo lo que tiene que ver con la vida humana: personas, sonidos, olores, visitas, niños, etc. Pero esto también puede ser al revés. Algunos gatitos no están expuestos a la vida cotidiana, lo que puede dar lugar a un gatito inseguro y ansioso. Así que esta es una pregunta que vale la pena hacerse ;-) 

  • ¿Está la madre presente con el gatito?

Los gatitos aprenden todo lo que necesitan saber para tener una vida segura y feliz, por lo que tener contacto con la madre y los compañeros de camada es esencial. Por eso, la madre debe vivir siempre en la casa del criador y estar cerca del gatito.

  • ¿Qué personalidad tiene la gata madre?

Al igual que ocurre con las personas, el temperamento de un gatito puede estar parcialmente influenciado por sus genes. Una madre interactiva transmite a sus gatitos genes de interacción, así como de amabilidad y tranquilidad. Por ejemplo, los criadores de gatos de raza que controlan el apareamiento de sus gatos pueden criar gatos amigables. Por lo tanto, si decides visitarlo, debería poder ver también a los otros gatitos.

  • ¿Puedo ver los papeles del gatito?

Si quieres un gato con pedigrí, presta mucha atención a los papeles que te da el criador. Asegúrate de obtener tanto el pedigrí como el informe de vacunación, ya que son obligatorios. Con un pedigrí tienes la prueba de que los padres registrados han dado negativo en las pruebas de enfermedades hereditarias.
 
Si no tiene pedigrí, pregunta si los gatitos han sido vacunados y desparasitados. Cerciórate de ver los certificados de vacunación. 

  • ¿Hay gatos de raza con tendencia a un determinado rasgo de carácter?

Algunas razas representan ciertos rasgos de comportamiento. Los Ragdolls, por ejemplo, son conocidos por su carácter tranquilo. Son muy cariñosos y casi nunca agresivos, mientras que los gatos siameses son bastante exigentes en cuanto a la atención. Así que piénsalo bien.

close up of a ragdoll sitting on owner’s lap

Conocer al gatito

Es hora de conocer al gatito, ¡miau! La visita es tu oportunidad para ver si tú y el gatito sois compatibles. Haz preguntas al criador sobre su carácter y sobre cómo se lleva el gatito con otros gatos y con las personas. Para saber por ti mismo cómo reacciona el gatito, siéntate en el suelo y extiende tu brazo para llamar su atención. Pronto descubrirás si el gatito es cariñoso, si le gusta o no que le froten la cabeza o si le gusta sentarse en tu regazo.

No fuerces nada. Si son miedosos o tímidos, tendrás que acercarte a ellos con más calma y a su propio ritmo. Así que presta atención a su personalidad y juzga cómo encajará en tu familia. ¿Es un gatito muy mimoso? Si es así, prepárate para darle muchos mimos. 
 
Cuando visites al gatito, es el momento perfecto para comprobar si hay signos de mala salud. Presta especial atención a los ojos y la nariz que gotean, a las orejas sucias o al mal estado del pelaje. Pide el historial de salud y, si es posible, pide ver a la madre para comprobar también su estado.

Prepárate para no aceptarlo

Por supuesto, da por hecho que encontrarás a tu nuevo compañero de casa, pero no elijas a un gatito porque te dé pena o porque quieras salvarlo. El gatito puede sufrir problemas de salud y de comportamiento, lo que te causará mucho estrés y dolor. Además, fomenta las malas prácticas de cría. Así que sé crítico y prepárate para no aceptarlo. Tarde o temprano, encontrarás el compañero con el que podrás compartir una vida larga y feliz.

Más información: Consejos para criar un gatito feliz
Léelo ahora →