Cachorros

Como pasa con los niños, los cachorros tienen un gran apetito - tanto correr y tanto crecer requiere un montón de energía! Esto significa que deberías dar de comer a tu cachorro al menos tres veces al día.

Como con todos los horarios de alimentación, es importante conseguir una rutina estable, por lo que resulta recomendable atenerse a las mismas horas todos los días. Esto ayudará a tu cachorro a mantener un metabolismo estable y una digestión sana. También es importante no retrasar la última comida del día hasta demasiado tarde por la noche. Debes darle a tu cachorro el tiepmo suficiente para que digiera su comida y haga sus deposiciones antes de irse a la cama.

Asegúrate de que estás dando a tu cachorro alimentos nutricionalmente apropiados. Sírvele recetas desarrolladas especialmente para el crecimiento de cachorros. Por ejemplo, nuestra receta de pato y pollo, repleta de proteínas de alta calidad que ayudan a desarrollar los músculos y a fortalecer el sistema inmunológico. No olvides darle siempre a tu cachorro agua potable fresca junto con su alimento.

Puppy with Edgard & Cooper puppy food range

Nuestro consejo es que sigas con la rutina de tres comidas al día hasta que tu cachorro haya crecido completamente. Una vez que sea un "adulto", puedes cambiar a dos comidas al día. En el caso de las razas más pequeñas, esto suele suceder alrededor de los seis u ocho meses de edad. Para las razas medianas, grandes y gigantes, un poco más tarde, alrededor de los nueve o diez, once o doce, y doce o trece meses, respectivamente.

Los beneficios de un programa de alimentación diaria 

Más allá del simple placer de comer algo sabroso, las horas de comer son un evento fundamental en el día de tu perro. Piensa en ellas como una plantilla alrededor de la cual encajan otras actividades. Pase lo que pase, los perros suelen estar contentos si su rutina de alimentación se mantiene estable.

Un programa de alimentación rutinaria puede ayudar a establecer un estilo de vida saludable, aumentando la probabilidad de otros hábitos saludables, como las deposiciones regulares. Esto facilita la elección del mejor momento para sus paseos diarios. La alimentación programada también ayuda en la detección de la pérdida de apetito, que suele ser el primer signo de que las mascotas no se sienten muy bien.

Mira nuestro programa de alimentación para perros adultos
Léelo ahora →
Mira nuestro programa de alimentación para perros mayores
Léelo ahora →