De un modo similar, la comida hipoalergénica para mascotas se supone que será menos proclive a ocasionar reacciones alérgicas. Las intolerancias y las alergias pueden resultar muy frecuentes en las mascotas, aunque no siempre resultan obvias, y las dietas hipoalergénicas permiten reducir la frecuencia y gravedad de las reacciones. En otras palabras, la comida hipoalergénica para perros es la comida diseñada para perros con alergias.

Descubre nuestras recetas hipoalergénicas
Descúbrelo →

¿Alergia o intolerancia?

Ya sabemos lo que significa que algo es hipoalergénico, pero ¿qué probabilidad hay de que tu perro sea alérgico a un ingrediente de su comida? Si hay algo en la comida de tu perro que le causa alguna molestia, lo más probable es que sea una intolerancia alimentaria y no una alergia.

La reacción adversa a la comida, también llamada sensibilidad alimentaria, se suele clasificar en dos categorías diferentes: las alergias y las intolerancias. Y aunque los síntomas puedan resultar similares, es importante distinguir entre estas dos reacciones adversas. 

Las alergias alimentarias incluyen todas las reacciones inmunológicas que siguen a la ingesta de comida, mientras que las intolerancias no afectan al sistema inmunitario de tu perro y se pueden caracterizar por una respuesta fisiológica anormal a la comida o a algún aditivo de la misma. Un buen ejemplo de intolerancia alimenticia frecuente en humanos es la intolerancia a la lactosa. Ésta, que también se puede dar en los perros, sucede cuando se carece de la enzima que permite romper y digerir la lactosa en el intestino delgado.

Las intolerancias alimentarias son más frecuentes que las alergias alimentarias, las cuales son realmente raras. Incluso si tu perro se rasca mucho, las probabilidades de que sea alérgico a algo son escasas. Las alergias ambientales o las pulgas son mucho más habituales y es algo que deberías tener muy en cuenta a la hora de analizar los síntomas de tu perro.

¿Qué es una alergia alimentaria?

Mientras que las intolerancias alimentarias pueden ocurrir debido a la presencia de distintos nutrientes como proteínas, carbohidratos o aditivos alimentarios como conservantes sintéticos y colorantes, las alergias alimentarias están provocadas, casi en su totalidad, por proteínas. Una alergia alimentaria es la respuesta del sistema inmunitario de tu mascota respondiendo a una proteína incluida en su comida a la que su cuerpo ya ha sido expuesto con anterioridad.

Una verdadera alergia alimentaria es la reacción hipersensible a un componente de la comida al que el sistema inmunitario ha sido expuesto previamente. El sistema inmune ha interceptado una partícula de comida y ha desarrollado anticuerpos contra ella, lo que, más tarde, puede desencadenar la reacción inmunológica. En cambio, la reacción por una intolerancia alimentaria puede ocurrir al primer contacto.

Alérgenos en comida para perros

Los alérgenos más frecuentes en la comida para perros se encuentran en derivados de la ternera, de productos lácteos, pollo, trigo y soja. De hecho, cuanto más común sea una comida, más probabilidades hay de que pueda acontecer una intolerancia o una alergia. Por este motivo es por el que no resulta extraño que estos ingredientes tan habituales sean los que puedan causar reacciones alérgicas o de intolerancia, ya que son utilizados muy frecuentemente en la industria de comida para mascotas. 

Todas las alergias y muchas de las intolerancias alimentarias son causadas por proteínas, por lo que cambiar a una comida para perros hipoalergénica con proteínas nuevas (proteínas a las que tu perro o sus antepasados nunca se han visto expuestos) reducirá ese riesgo de reacciones negativas. No hay ninguna receta definitiva de comida hipoalergénica para perros que pueda eliminar completamente el riesgo de alergias. Lo que tienes que hacer es encontrar la mejor opción para tu perro. Por eso, lo que te proponemos en Edgard & Cooper son recetas que utilizan proteínas nuevas que tienen muchas menos probabilidades de motivar una reacción alérgica, como nuestra carne de venado fresco o nuestra receta de pato de corral..

Edgard with Venison kibble bag

Nuestra comida para perros está hecha por completo sin ningún tipo de conservante, colorante o ningún otro aditivo químico, lo cual significa que no hay posibilidades de que pueda haber intolerancias alimentarias a causa de estos componentes.

La sensibilidad a la comida puede ocasionar graves problemas a la salud y a la calidad de vida de tu perro, por lo que es muy importante que cuides a tu amigo peludo si crees que hay algún problema. Esto puede resultar complicado, porque a veces no se puede identificar la causa concreta de una reacción alimentaria. Pero siempre puedes poner tu granito de arena dándole al perro una dieta bien equilibrada con comida hipoalergénica y encontrando los ingredientes y las recetas que le sientan mejor. Si tu perro prueba un producto concreto y los síntomas no cambian, entonces puedes probar alguna de las otras recetas de nuestra gama de comidas hipoalergénicas para perros. Estamos seguros de que podrás encontrar una receta que le guste a tu perro y, además, le siente bien y le permita llevar una vida feliz y saludable.