La Navidad es una época especial para celebrar, pero para tu mascota también puede significar muchas experiencias nuevas y caras desconocidas. Dos tercios de los propietarios de perros afirman estar dispuestos a cambiar sus planes para adaptarse a las necesidades de su perro o gato, por lo que está claro que ninguno de nosotros quiere olvidarse de ellos en el gran día.

1 de cada 10 propietarios de perros teme que el caos del día de Navidad sea demasiado para su mascota. Sigue leyendo para saber cómo evitarlo.

En colaboración con la especialista en comportamiento animal Katie Scott-Dyer y con nuestra nutricionista de animales Mikki Koot, hemos reunido los mejores consejos sobre cómo pasar una Navidad tranquila con una mascota.

Para algunas mascotas puede ser su primera Navidad, otras pueden haber tenido experiencias negativas en el pasado, por lo que ver la casa llena de regalos, adornos e invitados les agita, explica Katie.

Podemos ayudarles a superar la sobrecarga sensorial y cualquier cambio en las rutinas mediante pequeños gestos, como ofrecerles un pequeño tentempié o un juego diferente que cree asociaciones positivas con las nuevas personas. Intenta crear una zona tranquila con elementos familiares de la casa donde puedan retirarse si sienten la necesidad.

Consejos de Katie

1. Un ambiente familiar

Si tu perro o gato se ha acostumbrado a verte más en casa debido a la pandemia, o tiende a ponerse nervioso en tu ausencia, valora la posibilidad de dejarlo con alguien que pueda cuidarlo. Es posible que a los perros les guste visitar a sus amigos, pero también hay que llevar un objeto con olor familiar (una manta, un juguete) para que se sientan como en casa incluso cuando están fuera.

 

2. Hazlo gradualmente

Antes de que lleguen los invitados, asegúrate de que tu perro ha hecho sus necesidades y se ha relajado con un buen paseo. Si esto no le molesta, prueba a invitar a algunos amigos antes de Navidad para que la presencia de más personas en la casa no sea un cambio brusco para él.

 

3. El regalo perfecto

El sentimiento de culpabilidad es real cuando se trata de los amigos de cuatro patas y la Navidad. Según nuestra investigación, más de la mitad de los propietarios de mascotas (55%) se sentirían culpables de excluir a su amigo peludo de las celebraciones navideñas. Regalarles un juguete nuevo o una comida sabrosa no sólo ayuda a incluirlos en las celebraciones, sino también a crear asociaciones positivas con la novedad y la emoción que trae la Navidad.

Ideal para cualquier perro, nuestra caja de Navidad es la forma perfecta de demostrarle todo tu amor: incluye una caja de croquetas reutilizables rebosante de comida, hecha con ingredientes naturales y una elegante pajarita.
Cómprala ahora →

 

4. Respeta sus espacios

Vigila a los niños y recuérdales que dejen a tu perro o gato en paz mientras comen, duermen, beben, juegan con sus juguetes o se asean. No a todas las mascotas les gusta que las toquen y pueden sentirse más vulnerables de lo habitual en Navidad, con todas las novedades que conlleva. No olvides que incluso las mascotas más sociables pueden sentirse abrumadas por un exceso de atención. Dale a tu perro o gato algo para picar después de que los invitados se hayan ido, para que puedan relajarse después de toda la emoción.

5. Un rincón seguro

Los perros, pero sobre todo los gatos, necesitan un lugar tranquilo al que retirarse y alejarse de otros animales con los que no se llevan bien. Crea una zona de fácil acceso, un lugar cómodo para relajarse y donde puedan encontrar comida y agua. Los gatos son especialmente sensibles a las situaciones de estrés, por lo que las vías de escape y las perchas colocadas en alto son casi imprescindibles.

6. Cuidado con los adornos

Los adornos coloridos pueden ser muy tentadores para los gatos, especialmente para los gatitos pequeños, así que mantenlos fuera de su alcance. El chocolate y otros alimentos potencialmente tóxicos (por ejemplo, las pasas o el alcohol) no deben dejarse sin vigilancia, al igual que el agua sucia de los árboles, los medicamentos, las pilas y el tabaco. Si sospechas que ha ingerido algo nocivo, llama inmediatamente al veterinario.

7. Juguetes desechados

A los perros y gatos les encanta el papel de regalo y las cajas. Retira la cinta adhesiva, el plástico y el papel, los lazos, el cambio; llénalo con bocadillos y juguetes y... ¡disfruta!

Consejos de Mikki

La cena de Navidad es la oportunidad perfecta para dar a tu amigo de cuatro patas un sabroso capricho. El 25% de los propietarios de perros dicen que quieren ser más indulgentes durante las fiestas en lo que respecta a la comida. Sin embargo, el 27% de los propietarios también teme que su amigo peludo coma alimentos que no son adecuados para él en estas ocasiones.

Puedes tener la tentación de ofrecer a tu mascota comida de tu propio plato, pero incluso una pequeña cantidad puede ser a veces perjudicial. Los alimentos que consumimos tienen un alto contenido en grasa y sal, y algunos pueden ser francamente tóxicos, dice Mikki.

Y aconseja: "Una forma estupenda de mimar a nuestros amigos peludos en lo que respecta a las comidas es la variedad. ¿Por qué no probar un sabor diferente de su comida favorita? O una comida elaborada con ingredientes de alta calidad, como la carne fresca, que es fácil de digerir, en contraposición a los ingredientes excesivamente procesados, como la harina de carne, que pueden causar problemas digestivos como la gastroenteritis."

Para los gatos tenemos una selección perfecta de tarrinas para mezclar y combinar, para una comida literalmente apetitosa.
Cómpralas ya →

Tanto si eres el dueño, un amigo o un familiar, puedes hacer que la Navidad de un perro o un gato sea aún más especial regalándole una comida diseñada especialmente para él. Ya sea en Navidad o en cualquier otra época del año, les encantará una comida naturalmente sabrosa y llena de carne fresca. Sólo utilizamos los mejores ingredientes para elaborar un alimento perfecto para cada perro y gato.

Sigue nuestros consejos para que su Navidad sea tan feliz como la tuya.