La seguridad es lo primero

Para dormir bien, un cachorro tiene que sentirse seguro. En sus primeros días, el calor de su madre, de sus hermanitos y su entorno familiar los ayudaron a sentirse seguros. Pero ahora que ya no tienen eso, tú eres el encargado de hacer que se encuentren cómodos y protegidos para poder dormir a gusto. Así que lo primero es no dejar nunca al cachorro solo.

puppy on the owner’s lap

Si el cachorro empieza a llorar cuando se supone que tendría que dormir, tienes que estar ahí para hacerle compañía. Así es como aprenderán a conectar contigo y a contar contigo cuando te necesiten, tal y como sucedía con su madre.

Tu presencia puede hacer milagros

El mejor modo de hacer que tu cachorro se sienta seguro es pasando mucho tiempo con él. Su lugar para dormir debería estar lo más cerca posible de ti, para que te pueda oler y te oiga respirar.

dog sleeping close to owner

¿Cómo puedes hacer esto? Eilge un punto de tu cuarto en el que puedas colocar una cajita de cartón o una cesta para el pequeño. Si el suelo de tu habitación es difícil de limpiar, pon un plástico o algo para protegerlo. Esto también te ayudará a enseñarle para cuando tenga que hacer pipí por la noche. A continuación te lo explicamos.

¿Qué pasa si mi perro tiene que hacer pipí?

La mayoría de los cachorros tienen que orinar a lo largo de la noche. Es importante acostumbrarle a ir al baño justo antes de acostarse. Si escuchas a tu perrito hacer algún ruido o moverse después de unas horas, es porque tiene ganas de hacer pipí. Llévalo tranquilamente a su baño y, una vez que haya terminado, de vuelta a dormir.

Por suerte, tan solo después de unos días, tu casa le resultará muy familiar a tu nuevo cachorro, y esto le ayudará a dormir solo. Pero recuerda, cada cachorro es único. Mientras unos aprenden a dormir solos después de unos días, a otros a lo mejor les lleva unas semanas de adaptación.

¿Más consejos?

El frío y el calor

Asegúrate de que no hace demasiado frío ni demasiado calor para dormir, y recuerda que esto es diferente para cada raza. Por ejemplo, un boyero de Berna peludo puede necesitar una temperatura muy diferente a la que le gusta a un crestado chino.

Establecer una rutina

Es bueno establecer una rutina antes de irse a la cama, como un paseo, un rato en el jardín, unos mimos en el sofá, un aperitivo nocturno y una última visita al baño.

Snack extra

Si tu perro no duerme bien por la noche, también puede ser porque tenga hambre. Trata de darles un snack extra antes de dormir. En el fondo, los perros y los humanos tampoco somos tan distintos…