Hay muchos alimentos que son tóxicos para gatos y perros. Por ejemplo, el chocolate, las nueces y los edulcorantes pueden tener el mismo efecto negativo en los gatos que en los perros. Aquí te dejamos un pequeño resumen de esas comidas tóxicas para gatos y perros:

  • Chocolate y bebidas con cafeína
  • Uvas y pasas
  • Ajo
  • Nueces
  • Edulcorantes

Además de éstos, hay otras cosas que tu gato no debería comer.

1. Cebolla

Onions and garlic.Las cebollas pueden afectar a los glóbulos rojos del gato y causar anemia. Esto sólo ocurrirá en casos extremos, por lo que una pequeña ración de cebolla, puerro o cebollino no tendrá consecuencias graves. Pero un diente de ajo o un poco de cebolleta pueden ser suficientes para provocarle vómitos o diarrea.

2. Carne o pescado crudo 

Raw meat and fish.Puedes darle a tu gato carne o pescado fresco, pero asegúrate de que esté bien cocinado. La carne o el pescado crudos pueden contener bacterias peligrosas, como la salmonela o el E. coli, que pueden causar intoxicaciones alimentarias y provocar vómitos, dolor abdominal y diarrea. Como siempre, es mejor prevenir que curar.

3. Comida para perros

Dog food.Si tienes perros y gatos, puede resultarte tentador darles el mismo alimento. Sin embargo, los gatos y los perros difieren en algunas de sus necesidades nutricionales, por lo que esto no es ni recomendable ni saludable a largo plazo. Por ejemplo, los gatos necesitan más proteínas, grasas y taurina, un nutriente vital que no está suficientemente presente en la comida para perros. Así que, si le das a tu gato comida para perros durante un tiempo prolongado, podrías terminar provocándole carencias nutricionales.

Descubre nuestra riquísima gama de comida para gatos.
Échale un vistazo →

4. Productos Lácteos 

Glass of milk.Puede que te sorprenda, pero no todos los gatos son tolerantes a la lactosa. De hecho, muchos gatos no lo son, por lo que pueden enfermar con solo beber un poco de leche. Por suerte, puedes comprar leche especial para gatos, con lo que tu amigo felino podrá seguir disfrutando de un vaso de leche en su desayuno.

5. Alcohol 

Alcoholic drinks.El alcohol puede causar daños permanentes al hígado y al cerebro de tu gato. Te recomendamos encarecidamente no dejar nunca un vaso de alcohol sobre la mesa, incluso si no queda casi nada. Incluso una gota de alcohol puede tener consecuencias graves para tu gato, por lo que ya tienes otra razón más para acabarte del todo esa cerveza. 😉

¡Ayuda! Mi gato se ha comido algo tóxico...

Ten en cuenta que algunas intoxicaciones alimentarias no muestran síntomas de inmediato, sino que puede llevar algún tiempo. Esto, en algunos casos, puede dificultar el diagnóstico sobre la causa del problema. 

¿Crees que tu gato comió o bebió algo malo para él? Contacta con tu veterinario y sigue sus consejos. No ignores nunca los vómitos ni otros síntomas. ¡Busca siempre el consejo de un médico!