Conoce a tu enemigo. ¿Qué son las pulgas?

Las pulgas son pequeños insectos que sobreviven como parásitos en animales como los gatos y los perros, viviendo de la sangre de sus huéspedes. No vuelan, pero son lo suficientemente ágiles como para saltar de animal en animal. Las pulgas pueden hacer la vida de un animal muy difícil, provocándoles un picor e incomodidad incesantes.

Las pulgas pueden entrar en tu casa a través de cualquier animal o persona. Una vez que han encontrado un anfitrión del que alimentarse, crear un nido y depositan huevos en el animal en cuestión, que después caen en alfombras o cualquier otro tejido blando que haya en el entorno. Ese huevo se transforma en larva y después en una nueva pulga. Las larvas se arrastran hacia el interior de las alfombras o debajo de ellas y las pulgas adultas aparecen algunas semanas después o incluso un año más tarde, dependiendo de la temperatura, entre otros factores.

Cómo saber si tu perro o tu gato tienen pulgas

Edgard in garden

Algunos perros y gatos no sufren tanto con las pulgas y solamente sienten algo de picazón en la parte baja de la espalda y en la base de la cola. Sin embargo, otras mascotas pueden tener reacciones muy fuertes en la piel, con rojeces e inflamaciones que pueden ser consecuencia de una alergia a las pulgas (sobre todo a la saliva de las pulgas). Es importante destacar que las mascotas que no sufren tanto con los mordiscos de las pulgas sí pueden ser portadores de pulgas y contagiar a tus otras mascotas. Por eso es importante que prestes atención a todas las mascotas de tu hogar, no solo a las que presentan síntomas.

Si tu mascota no es alérgica a las pulgas puede ser difícil darse cuenta de que tienes una infestación. Las pulgas son difíciles de ver. No les gusta la luz y tienen tendencia a enterrarse en el pelaje del animal tan rápido como pueden. La mejor manera de comprobar si tu mascota tiene pulgas es usar un peine para pulgas y cepillar el pelaje de tu perro o gato, dirigiendo el peinado hacia un pañuelo húmedo o papel de cocina. Es una manera rápida de sacar los restos secos de las heces de las pulgas, que al disolverse se ponen de un color marrón rojizo.

Cómo evitar las pulgas

Obviamente, lo más importante es la prevención. Por lo tanto, merece la pena ser muy estricto a la hora de proteger a tus mascotas y a tu hogar del riesgo de una infestación. En última instancia, es mucho menos trabajo que enfrentarte a una población de pulgas ya residentes en tu hogar.

En el mercado existen muchos productos para la prevención de las pulgas, como collares y tratamientos tópicos que puedes aplicar en la espalda de tu mascota. Es importante escoger una pipeta o un collar que mate a las pulgas durante 24 horas completas, que es el tiempo que necesita una pulga para volver a poner huevos. Además, los perros o gatos que son alérgicos a las pulgas solo necesitan un mordisco para tener una reacción alérgica, ¡así que para ellos es muy importante que mates a las pulgas lo antes posible!

Cuida del medio ambiente igual que de tu mascota

Edgard & Charlie in basket

Como el 95% de las pulgas viven en el entorno de las mascotas y no directamente sobre ellas, es muy importante desparasitar tu hogar. Debes prestar especial atención a las zonas en las que tu perro pasa más tiempo. Por ejemplo, debes limpiar su ropa de cama con regularidad usando agua caliente, para eliminar cualquier rastro de huevos de pulgas. Esto también se aplica a cualquier tipo de tejidos en los que a tu perro le guste tumbarse, como alfombras o telas. Es esencial que las limpies y que pases el aspirador con regularidad.

Pasar el aspirado con frecuencia también es importante porque las vibraciones pueden hacer que las larvas de las pulgas salgan de las alfombras, con lo que quedarán expuestas al uso de insecticidas específicos para pulgas, que son una buena opción si tienes una infestación. La guerra contra las pulgas es una batalla que dura todo el año, también durante los meses de invierno. Las prefieren las temperaturas más calidas pero, desafortunadamente, la calefacción central les provee de la temperatura ideal para que las larvas se desarrollen y se conviertan en pulgas molestas.