Antes de abrirlo

En general, una buena regla es guardar tanto el alimento seco como el húmedo sin abrir en un lugar oscuro y sin humedad, como una despensa o un armario de cocina. Se debe almacenar a temperatura ambiente. No es una buena idea tener latas o croquetas en el garaje, donde la temperatura varía a menudo. Tampoco se recomienda guardarla debajo del fregadero, porque la comida tiene más posibilidades de humedecerse.

Cat and dog eating Edgard&Cooper kibbles.

Envases abiertos de alimento seco

Siempre aconsejamos mantener los alimentos en su envase original, especialmente los alimentos secos. Hemos diseñado nuestras bolsas para que mantengan las croquetas frescas durante más tiempo, sin comprometer su valor nutricional. Puedes mantener nuestro pienso sin abrir durante 24 meses, y abierto hasta 3. Sin embargo, almacenarlas correctamente es muy importante para evitar que las vitaminas se degraden y para evitar cualquier oxidación de las grasas, lo cual estropearía antes las croquetas. 

Un consejo adicional: si mantienes las croquetas en su envase original, siempre tendrás a mano la información nutricional y la fecha de caducidad.

Lo mejor para tu mascota es que vuelvas a cerrar las bolsas de croquetas después de cada uso. Puede enrollar fácilmente nuestras bolsas o cerrarlas con una pinza de madera. Esto también sirve para nuestra gama de golosinas, como los sabrosos snacks o las jugosas cecinas. Esto también se aplica a las bolsas de nuestros snacks como bocaditos y tiras.

Dog with bag of Edgard&Cooper kibbles.

Envases abiertos de alimento húmedo

Una tarrina cerrada de comida húmeda se conserva bien durante 24 meses; y una lata cerrada durará 36 meses. Una tarrina o una lata abierta es mejor guardarla en la nevera, donde permanecerá deliciosa durante dos o tres días. ¡Acuérdate de cubrir siempre el envase, para que no se seque! También te sugerimos que antes de darle a tu mascota comida que ha estado en la nevera la dejes un rato a temperatura ambiente. En particular si tienes gatos, porque a ellos les gusta la comida a temperatura ambiente e incluso algo más caliente. ¡Descubre el motivo!

También puede ser buena idea que anotes la fecha en la que abres las latas o tarrinas, para ayudarte a tener controlada su frescura. Y un consejo final: no dejes el alimento húmedo demasiado tiempo en el comedero de tu mascota. La comida que que se deja fuera se estropea en poco tiempo e incluso puede llegar a atraer a invitados no deseados...

El envasado correcto

Nos encantan nuestras latas y tarrinas porque mantienen el alimento fresco durante muchísimo tiempo. Todos los envases de nuestro alimento húmedo están fabricados con metal, que es el material más reciclado del mundo. Gracias a las propiedades conservantes del metal, nuestro alimento conserva todos sus nutrientes durante 24 meses, lo cual contribuye a reducir el desperdicio de alimentos.

También nos complace contarte que el resto de nuestros envases son fáciles de reciclar: las bolsas para croquetas y sticks dentales, y los envases para golosinas pueden reciclarse con el resto de papel que tires en casa. 

Descubre más sobre nuestro envasado respetuoso con el medioambiente
Descúbrelo →

Tu mascota te estará eternamente agradecida por conservar de la mejor forma posible su alimento de Edgar & Cooper. Y también por cuidar de nuestro planeta. ¡Que aproveche! 

Por eso, a tu mascota LE ENCANTARÁ nuestra comida.
Descúbrelo →