Preparación: 5 minutos, más 4 horas de congelación

¿Qué necesitas?

1 Lata de comida húmeda (o 1 tarrina si a tu perro le gusta más)
1 Bolsa de cecina 
Molde para magdalenas que se pueda congelar 
Cuchara y tenedor
Cuenco

Consejo: utiliza un molde de silicona para poder desmoldar fácilmente los polos después de la congelación.

Receta:

  1. Vierte la comida húmeda de la lata en un bol y añade 5 cucharadas de agua tibia. Machácalo con un tenedor. (Si utilizas una tarrina, puedes repartir la comida húmeda en los moldes, sin necesidad de añadir agua).
  2. Llena los moldes de las magdalenas con la comida húmeda hasta el borde. Dependiendo del tamaño de tus moldes, puedes llenar unos 5-8 moldes con una lata y 2-3 moldes con una tarrina de 150 gramos.
  3. Coloca una cecina en el centro de cada molde.
  4. Ahora mete los polos en el congelador durante 4 horas.
  5. ¡Listos para disfrutar!
Dog licking E&C ice creams with E&C products in shot.

Consejo: Mantén el polo helado brevemente bajo el grifo antes de dárselo a tu amigo de cuatro patas, para asegurarte de que no se le pegue la lengua 😉

Los polos helados están muy ricos y tu perro querrá seguir comiéndolos, pero tienes que tener en cuenta la cantidad diaria recomendada de comida para tu perro. Puedes encontrar todas las pautas en nuestros envases. Y, en el caso de las golosinas, recomendamos no sobrepasar nunca el 5-10% de la cantidad diaria de calorías que puede comer tu perro. 

Si te sobran polos de hielo, puedes guardarlos en el congelador. Sólo tienes que sacarlos de los moldes y guardarlos en una caja contenedor o en una bolsa de congelación reutilizable. Recomendamos congelarlos durante un máximo de 1 mes.

Ahora tú y tu perro estáis totalmente preparados para el verano con esta sencilla receta.

Compra nuestra comida húmeda y cecina para este delicioso helado para perros
Comprar ahora →