Vete a comida para gatos mayores
Descúbrelo →
Vete a comida para perros mayores
Descúbrelo →

¿Son mi gato o mi perro mayores?

Normalmente, consideramos mayores a los perros que tienen más de 8 años y a los gatos de más de 10 u 11 años. Sin embargo, esto son consideraciones generales y puede haber un margen según las razas y los tamaños de cada mascota. En general, las razas de perros más grandes suelen envejecer un poco antes que las pequeñas, algo que también ocurre con los gatos. Un ejemplo son los Maine Coon, que tienen una vida un poco más corta y una vejez un poco más temprana que otros gatos.

A grandes rasgos, los signos que identifican la vejez de un perro o un gato pueden ser comparables a los de las personas. Disminuye la movilidad y la actividad, hay menos entusiasmo por las caminatas largas, en el caso de los perros, y hay más tiempo dedicado a la siesta.

Lamentablemente, la vejez también conlleva un aumento de los problemas de salud, como el deterioro a la vista, la sordera, los problemas dentales y las enfermedades renales. También puede verse como la obesidad o el aumento de peso se convierten en problemas más graves, sobre todo en los perros, que pueden llegar a ocasionar molestias en las articulaciones y enfermedades como la diabetes.

Para detectar algunos de estos problemas de salud, un buen método es vigilar los hábitos alimenticios del perro o el gato. Una pérdida de interés por la comida suele ser síntoma de que hay algo que no va bien.

También es recomendable vigilar el peso de los perros y los gatos que se hacen mayores. Una pérdida de peso de la mascota podría indicar, por ejemplo, un problema dental, como la inflamación de las encías. Cuanto mayor se hacen los perros y los gatos, más importante es mirarles los dientes y cuidárselos, con un cepillado, con una limpieza o, si es necesario por molestias en la boca, con un cambio a alimentos húmedos.

Echa un vistazo a nuestra comida húmeda para perros
Descúbrelo →
Echa un vistazo a nuestra comida húmeda para gatos
Descúbrelo →

dog & cat eating wet food cup

Además de vigilar los patrones de alimentación de su gato o perro, también es importante llevar un control de sus hábitos a la hora de beber y orinar. Hay cambios que pueden indicar posibles problemas de salud como asociados a los riñones, especialmente si se observa un aumento de la bebida y la orina.

¿Qué comida debo darle a un perro o un gato mayores?

Cuando la mascota se hace mayor, es muy importante darle una dieta equilibrada que satisfaga todas sus necesidades. Una dieta bien equilibrada siempre ayuda a mantener a los perros y a los gatos en forma y con salud, incluso cuando el paso de los años comienza a pasar factura. Las mascotas mayores son más vulnerables a los problemas de salud, por lo que es importante hacer algún pequeño ajuste y cambio en el estilo de vida y en la dieta.

Cooper with senior recipe

Nuestra receta para mascotas mayores, sin cereales y baja en calorías, de pollo y salmón, es perfecta para los perros mayores que son menos activos. Está repleta de proteína magra y supone una rica fuente de Omega 3, bueno para los cerebros envejecidos y para mantener un pelaje saludable. Nuestra receta de pollo y pescado blanco fresco está formulada de manera similar, para satisfacer las necesidades de los gatos mayores. Estas dos sabrosas recetas para mascotas mayores contienen glucosamina y condroitina, que ayudan a la salud de las articulaciones. Sigue las indicaciones del envase para cerciorarte de que le das la ración idónea a tu mascota.

ragdoll with senior recipes

Los gatos y los perros son criaturas de hábitos, por lo que es una gran idea si introduces la comida para mascotas mayores de un modo gradual, con el fin de que su cuerpo y su sistema digestivo se vayan adaptando del modo más adecuado. Es un proceso sencillo: en el bol de la comida de tu mascota, puedes ir poniendo cada vez más comida para mayores y menos comida de perros o gatos adultos. En el caso de los perros, en 3 o 4 días ya deberías haber completado el cambio, mientras que con los gatos es mejor hacer la transición más despacio, en 6 o 7 días.

¿Puede un perro mayor comer comida para perros adultos o viceversa?

¡Por supuesto! Solo tienes que tener en cuenta que sus necesidades nutricionales son diferentes según van haciéndose mayores. La comida para mascotas mayores está formulada para satisfacer esas necesidades y ayudar al cuerpo a hacer frente a los cambios en el estilo de vida relacionados con la edad, como la disminución de la actividad física y el envejecimiento de las articulaciones.

Si tienes alguna pregunta sobre qué comida puedes darle a tu perro, sin importar si es mayor o es más joven, ponte en contacto con nosotros a través del chat de nuestra página web.