Más del 75% de los perros tienen alguna enfermedad dental o de las encías. Pero pocos perros muestran signos obvios, así que puede que ni siquiera lo notes de inmediato. Sin embargo, a largo plazo, una mala higiene dental puede influir mucho en la felicidad de tu perro y, por ejemplo, afectar a su apetito, lo que a su vez influye en su bienestar general.

¿Cuál es la causa de los problemas dentales? 

Todo empieza con la placa. Después de comer, la placa comienza a formarse en los dientes del perro. La placa está formada principalmente por bacterias, alimentos y líquidos, y se adhiere a la superficie de los dientes. Estas bacterias producen ácidos que atacan el esmalte de los dientes y pueden dañar las encías del perro. Con el tiempo, la placa se endurece y, en ese momento, se mineraliza y se convierte en sarro (aspecto marrón).

La formación de sarro causa inflamación de las encías y mal aliento. Eventualmente, sin ningún tipo de cuidado, esto puede ocasionar problemas dentales incluyendo enfermedad periodontal o gingivitis. Y si esto no se trata, puede conllevar a la pérdida de los dientes o, peor aún, la infección puede extenderse a otras partes del cuerpo, como los riñones, pulmones, válvulas cardíacas, hígado o articulaciones. El cuidado dental diario es, por lo tanto, de vital importancia.

Dog chewing on Edgard & Cooper Doggy Dental stick.

Prevención de las enfermedades dentales

En un mundo ideal, cepillarías los dientes de tu perro a diario, como hacemos los humanos. Sin embargo, si alguna vez has intentado limpiar los dientes de tu perro, sabrás que no es la tarea más fácil. Muchos perros ven el cuidado dental como algo desagradable. Y, aunque a tu perro no le importe, es difícil llegar a todos los lugares con un cepillo de dientes. Por eso un stick dental es perfecto para un cuidado dental diario efectivo.

Descubre más sobre los beneficios de los sticks dentales
Léelo ya →

Los sticks dentales no resuelven los problemas dentales, pero ayudan en su prevención. Cuando tu perro mastica el stick dental, activa la saliva de su boca, la cual ayuda a limpiar las bacterias, evitando que la placa se convierta en sarro. La placa puede resultar complicada, por lo que un stick con mayor duración es más efectivo. Los nuestros, por ejemplo, están secados al aire, por lo que aportan una mayor masticación. Más masticación equivale a bocas más sanas.

Por último, pero no menos importante, decir que una rutina dental diaria es la clave. Ayudará a mantener el mal aliento a raya y a prevenir enfermedades dentales.

Descubre nuestra guía paso a paso sobre cómo usar sticks dentales
Léela ya →
 

* No recomendamos usar Doggy Dental a cachorros que todavía tienen sus dientes de leche o a perros mayores que han perdido todos o gran parte de sus dientes.